La mejor Solución sobre Oraciones Ala Virgen Maria Santisima

rezar a la virgen 2021-01-04

oraciones ala virgen maria santisima

Ojalá el sacrificio de nuestras vidas sirviera para poner fin a semejantes ultrajes y blasfemias; si así fuera, con qué gusto deberíamos hacerlo, por el hecho de que queremos, oh Santísima Madre, quererte y honrarte con todo nuestro corazón, en tanto que esta es la voluntad de Dios. Y solo pues te amamos, vamos a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para hacerte honrar y querer por todos y cada uno de los hombres. Hasta entonces, tú, nuestra Madre misericordiosa, la consoladora suprema de los afligidos, aceptas este nuestro acto de reparación que te ofrecemos para nosotros y para todas y cada una nuestras familias, de esta forma para todos los que te blasfeman impíamente, sin comprender lo que dicen.

Tú que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Te pedimos, Señor, infundas tu gracia en nuestras psiques, para que los que hemos conocido por el mensaje del ángel el misterio de la encarnación de tu Hijo, seamos conducidos a la gloria de la resurrección, por los méritos de Su Cruz y Pasión. Pequeña y dulce María, princesa mía, sin pecado concebida, estrella de mis días y desde niña la mas perfecta profecía. Ilumina esta vida mía, a veces enceguecida, sin ansias ni esa y completamente depauperada. Hazme, pequeña Maria, luz en estos días y resplandor en la oscuridad del alma mia.

Perseveraban unánimes en la oración, junto con María, la madre de Jesús. Oh María, Consuelo de los afligidos, abraza a todos tus hijos preocupados, haz que Dios nos libere con su mano vigorosa de esta horrible epidemia y que la vida logre reanudar su curso habitual con serenidad.

Oración A Maria Madre

Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te solicitamos por todos los Obispos, para que conduzcan a los leales por caminos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las ánimas. tú solicitaste y no me conviene, que se lleve a cabo santísima voluntad. A continuación, te enseñaré la oración a la Virgen María para pedir por inviábles.

Cada día del mes de mayo debe ser una flor para María. Por eso le regalaremos en todos y cada día de su mes una meditación, una oración, una decena del Santurrón Rosario y una florecilla. De esta manera iremos formando un ramo de flores para nuestra Reina del Cielo que nuestros ángeles custodios le llevarán en actitud de veneración. Oh María, oh muy, muy dulce, oh dueña mía!. Vengo a entregarte lo poco que poseo yo, ya que solo tuyo soy para que lo pongas en oblación ante el Trono de nuestro Señor. Te doy mi voluntad, para que no exista más y sea siempre y en todo momento la Voluntad del Padre Celestial. y que escuche esta oración en memoria de sus agonías.

María es Madre de pobreza y sacrificio, debemos imitarla si deseamos ser sus reales hijos. “Hijo, ¿por qué razón nos haz hecho esto? Cristo debía mostrarnos ante todo más el cariño a Dios que el de la familia. ¡Pero cuántas veces abandonamos a nuestra Madre por amores, caprichos, vanidades y temores!.

oraciones ala virgen maria santisima

oraciones ala virgen maria santisima

Lea mas sobre aqui.

Escucha benigna la confiada oración, que en la presente necesidad, elevamos a tu misericordia, si es para gloria de Dios y bien de nuestras ánimas. Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea, en tan divertida belleza. A Ti celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma vida y corazón. Mírame con compasión, no me dejes, Mi madre. Actos de reparación a la Virgen María son oraciones y devociones concretas como actos de reparación por insultos y blasfemias contra la Santísima Virgen María.

oraciones ala virgen maria santisima

Oh Virgen bendita, Madre de Dios, mira con misericordia desde el cielo, donde andas entronizada como Reina, sobre mí, un miserable pecador, tu siervo indigno. Si bien conozco muy bien mi propia indignidad, para expiar las ofensas que se te hacen con lenguas impías y blasfemas, desde lo más profundo de mi corazón te alabo y exalto como la criatura más pura, más justa y más sagrada de toda la obra de Dios. Bendigo tu beato Nombre, alabo tu privilegio exaltado de ser verdaderamente Madre de Dios, siempre Virgen, concebida sin mancha de pecado, Corredentora de la raza humana. Bendigo al Padre Eterno que te escogió de una forma particular como Su hija; bendigo la Palabra Encarnada que tomó sobre Sí nuestra naturaleza en tu seno y te hizo Su Madre; bendigo al Espíritu Santurrón que te tomó como su prometida. Todo honor, alabanza y acción de gracias a la siempre y en todo momento bendita Trinidad que te predestinó y te amó de manera tan extrema desde toda la eternidad para exaltarte por encima de todas las criaturas a las alturas más sublimes. Oh Virgen, santa y misericordiosa, obtén para todos los que te ofenden la felicidad del arrepentimiento, y admite amablemente este pobre acto de homenaje de mí tu sierva, consiguiendo de tu Hijo Divino el perdón y la remisión de todos mis pecados.

Madre amantísima, acrecienta en el planeta el sentido de pertenencia a una sola y enorme familia, tomando conciencia del vínculo que nos une a todos, a fin de que, con un espíritu fraterno y solidario, salgamos en asistencia de las numerosas maneras de pobreza y ocasiones de miseria. Anima la firmeza en la fe, la perseverancia en el servicio y la constancia en la oración. Algunas de estas oraciones se proporcionan en el libro de oración Católico de Raccolta, publicado por primera vez en asociación con la Congregación de Indulgencias en 1807. Contempla esta enorme mies, e intercede a fin de que el Señor infunda apetito de santidad en todo el Pueblo de Dios, y entrega abundantes vocaciones de curas y religiosos, fuertes en la fe, y recelosos dispensadores de los secretos de Dios. Virgen de Guadalupe, Madre de las Américas, te solicitamos por todos y cada uno de los obispos, para que conduzcan a los leales por senderos de intensa vida cristiana, de amor y de humilde servicio a Dios y a las ánimas. Contempla esta enorme mies, e intercede a fin de que el Señor infunda apetito de santidad en todo el pueblo de Dios, y otorgue abundante vocaciones de curas y religiosas, fuertes en la fe y celosos dispensadores de los misterios de Dios.

  • Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y silencioso, a ti, que sales al acercamiento de nosotros, los pecadores, te consagramos en este día todos nuestro ser y todo nuestro amor.

Lea mas sobre laoracionasanpancracio.com aqui.

Hazme niño, pequeñito y muy, muy dulce para que el Buen Dios escriba lo que ha querido de esta vida, para su gloria y como verdad que ilumina. Animado por esta seguridad, a vos asisto, oh Madre, Virgen de las vírgenes, y gimiendo bajo el peso de mis errores me animo a comparecer frente vos.

Dios de poder y de clemencia, bendeciste las Américas en el Tepeyac con la presencia de la Virgen María de Guadalupe. Que su intercesión ayude a todos, hombres y mujeres, a aceptarse entre sí como hermanos y hermanas. Da la paz, la justicia y la prosperidad a nuestros pueblos; ya que todo cuanto poseemos y somos lo ponemos bajo tu cuidado, Señora y madre nuestra. ¡Oh Virgen Inmaculada, Madre del verdadero Dios y Madre de la Iglesia! , que desde este sitio manifiestas tu clemencia y tu compasión a todos y cada uno de los que solicitan tu amparo; escucha la oración que con filial seguridad te vamos y preséntala ante tu Hijo Jesús, único redentor nuestro. “”No se entristezca tu corazón… ¿Quizás no estoy aquí, que soy tu Madre? Padre de Misericordia, que has puesto a este pueblo tuyo bajo la particular protección de la siempre Virgen María de Guadalupe, Madre de tu Hijo, concédenos, por su intercesión, profundizar en nuestra fe y buscar el avance de nuestra patria por caminos de justicia y de paz.

oraciones ala virgen maria santisima

Madre de misericordia, Maestra del sacrificio escondido y discreto, a ti, que sales al acercamiento de , los pecadores, te consagramos en este día todos nuestro ser y todo nuestro amor. Te consagramos también nuestra vida, nuestros trabajos, nuestras alegrías, nuestras patologías y nuestros dolores. Promesa nuestra, míranos con compasión, enséñanos a ir continuamente a Jesús y, si caemos, ayúdanos a levantarnos, a volver a él, a través de la confesión de nuestras culpas y errores en el sacramento de la penitencia que trae sosiego al alma. Te suplicamos que nos concedas un amor muy grande a todos los beatos sacramentos, que son como las huellas que ti Hijo nos dejó en la tierra. Madre de clemencia, Profesora del sacrificio escondido y silencioso, a ti, que sales al encuentro de , los pecadores, te consagramos en este día todo nuestro ser todo nuestro amor. Maria, bendita señora, suplica por todos los que a ti pedimos a tu Muy santo hijo, nuestro mentor, Señor y Salvador. taburete de tu fuerza, castillo de tu sabiduría y mar de tu amabilidad, acércate para que el espíritu santo naufrague eternamente en mí.

Lea mas sobre iglesia-cristiana.com aqui.

oraciones ala virgen maria santisima

Realiza un comentario