El poder del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María: Una devoción que conmueve.

virgen 2023-10-23
Califica esta oración

Bienvenidos a mi blog de oraciones a la virgen maria. Hoy quiero presentarles una oración muy especial que tiene como objetivo honrar a la madre celestial y pedir su intercesión en momentos de dolor y aflicción. Se trata del rosario de las lagrimas de sangre de la virgen maria, una devoción que ha ganado popularidad en los últimos años debido a su poderosa eficacia.

En esta oración se recuerda el dolor y el sufrimiento que la virgen maria experimentó durante la crucifixión de Jesús, y se pide su ayuda para sobrellevar las pruebas y tribulaciones que enfrentamos en nuestra vida diaria. Al meditar en las lagrimas de sangre de la virgen maria, se fortalece nuestra fe y se nos permite acercarnos más a Dios.

El rosario de las lagrimas de sangre de la virgen maria consta de siete misterios, cada uno representando una de las siete veces que la virgen maria lloró lágrimas de sangre debido al dolor y la tristeza que experimentó. Es una oración profunda y conmovedora que nos conecta con el amor incondicional de la madre celestial.

Si estás pasando por un momento difícil en tu vida, te invito a que reces el rosario de las lagrimas de sangre de la virgen maria y confíes en su intercesión. Su amor y su misericordia serán un bálsamo para tu alma, dándote la fuerza y la esperanza que necesitas para seguir adelante.

El poder y milagros del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María.

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una poderosa oración, que tiene su origen en las apariciones de la Virgen a la vidente Pierina Gilli en Montichiari, Italia, en 1947. La Virgen pidió que se rezara este rosario para obtener la gracia de la conversión y la paz mundial.

Esta devoción se llama «de las Lágrimas de Sangre» porque en las apariciones la Virgen mostró un corazón traspasado por siete espadas, que representan los dolores que ella sufrió a lo largo de su vida, y que le causaron lágrimas y sangre.

Rezar este Rosario con fe y devoción puede traer muchos beneficios, tanto espirituales como materiales. Se dice que la Virgen ha concedido muchos milagros a aquellos que han rezado esta oración con fe, incluyendo curaciones físicas y espirituales, conversiones y reconciliaciones familiares, entre otros.

El Rosario de las Lágrimas de Sangre se reza como cualquier otro Rosario, pero en lugar de los misterios habituales se medita en los siete dolores de la Virgen. Cada decena se acompaña de una jaculatoria especial que recuerda alguno de los dolores, y al finalizar se reza una oración especial de consagración al Corazón de la Virgen.

En resumen, el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una oración poderosa y llena de significado, que puede ayudarnos a profundizar en nuestra relación con Dios y la Virgen, y a obtener muchas gracias y bendiciones. Si aún no lo has rezado, ¡anímate a hacerlo y experimenta su poder!

Preguntas Frecuentes

¿Cómo se reza el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una devoción mariana que se originó en la ciudad italiana de Campobasso en 1930. Esta oración se enfoca en meditar sobre las lágrimas de sangre que la Virgen derramó en el Calvario durante la Pasión de Jesús.

Para rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María, se siguen los siguientes pasos:

1. Hacer la señal de la cruz y recitar el Credo.

2. En la primera cuenta grande del rosario (la que está antes de los grupos de diez cuentas), se reza esta oración inicial:

«Oh Jesús mío! Mirando las innumerables veces que he desobedecido tu voluntad divina y los frutos amargos que he cosechado por ello, con un profundo sentimiento de pesar y humillación, me dirijo a Ti, oh Padre celestial, para pedirte perdón y clemencia. Con tu ayuda, trataré de ser más fiel en el futuro y evitar todo aquello que te desagrada».

3. En las diez cuentas del primer grupo de cuentas del rosario, se reza la siguiente oración:

«Santísima Virgen, lloraste lágrimas de sangre en el Calvario por mis pecados, por favor, ayúdame a comprender la gravedad de mis faltas y a expiarlas con verdadero arrepentimiento».

4. Después de cada grupo de diez cuentas, se reza el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria.

5. En la segunda cuenta grande, se reza lo siguiente:

«Oh Jesús mío! Por las innumerables veces que te he ofendido y herido, me inclino ante Ti, oh Señor, para pedirte perdón y misericordia. Con tu ayuda, trataré de evitar todo aquello que te desagrada».

6. En las diez cuentas del segundo grupo de cuentas del rosario, se reza la siguiente oración:

«Santísima Virgen, haz que mis lágrimas de arrepentimiento se mezclen con las tuyas en el Calvario y que, juntas, alcancen la misericordia divina para mí y para todos los pecadores del mundo».

7. Después de cada grupo de diez cuentas, se repite el Padrenuestro, el Avemaría y el Gloria.

8. Al final del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María, se reza esta conclusión:

«Oh Jesús mío! Por tu sacrificio en la cruz y por las lágrimas de sangre que derramó tu Madre Santísima en el Calvario, te pido que perdones mis pecados. Ayúdame a ser un mejor cristiano y a amarte más cada día».

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una poderosa oración que nos ayuda a meditar sobre el sufrimiento de Jesús en la cruz y sobre el amor de su Madre por nosotros. Rezarlo con devoción nos acerca más a Dios y nos fortalece en nuestra fe.

¿Cuál es el origen del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María tiene su origen en Italia durante el siglo XIX. Según la tradición, una monja italiana llamada Amalia Aguirre tuvo una visión en la que la Virgen María le pidió que ofreciera un Rosario en honor a sus lágrimas de sangre. La Virgen habría llorado lágrimas de este color debido al gran sufrimiento que sintió ante el pecado y la falta de amor que los seres humanos le han mostrado a Dios.

Esta devoción pronto se extendió por toda Italia y luego se difundió por el mundo entero. La oración del Rosario de las Lágrimas de Sangre se reza con un rosario común, pero se enfoca en meditar en los siete dolores de la Virgen María, que son:

1. La profecía de Simeón. Donde el anciano profetiza el gran dolor que María sufrirá como Madre del Redentor.

2. La huida a Egipto. Donde José y María huyen con el niño Jesús para salvarlo de la matanza de inocentes ordenada por Herodes.

3. La pérdida del Niño Jesús en el templo. Donde María y José buscan al niño Jesús durante tres días.

4. El encuentro con Jesús camino del Calvario. Donde María encuentra a su Hijo cargando su cruz.

5. La crucifixión y muerte de Jesús. Donde María se encuentra al pie de la cruz, viendo morir a su Hijo amado.

6. La bajada de la cruz. Donde María recibe el cuerpo sin vida de Jesús en sus brazos.

7. El sepulcro y la Resurrección de Jesús. Donde María espera junto a las mujeres para ver el cuerpo de Jesús y finalmente lo ve resucitado.

Esta oración es muy poderosa y nos ayuda a meditar en los sufrimientos que la Virgen María vivió como Madre del Redentor, y a unirnos a ella en su dolor.

¿Por qué se llama «rosario de las lágrimas de sangre»?

El Rosario de las Lágrimas de Sangre se llama así porque se basa en una aparición de la Virgen María en Civitavecchia, Italia, en 1995. Durante esta aparición, la Virgen lloró lágrimas de sangre y dijo a una niña llamada Marisa Rossi que rezara el rosario de las lágrimas de sangre para consolar su corazón dolorido y el de Su Hijo Jesús. Este rosario es una devoción especial a la Virgen María que busca consolarla por el dolor causado por los pecados del mundo. Esta devoción consiste en rezar el rosario habitual, pero añadiendo una serie de oraciones y meditaciones que se centran en las lágrimas de sangre de la Virgen y en su dolor por los pecados de la humanidad. A través de esta devoción, los fieles esperan consolar a la Virgen y, al mismo tiempo, obtener su intercesión y su ayuda en sus propias necesidades espirituales.

¿Qué significan las lágrimas de sangre de la Virgen María en este rosario?

Las lágrimas de sangre de la Virgen María son un evento sobrenatural que ha sido reportado por varios testigos a lo largo de la historia. Se cree que estas lágrimas son un símbolo de dolor y sufrimiento, y un llamado a la conversión y la penitencia.

En el contexto de las oraciones a la Virgen María, las lágrimas de sangre son una invitación a acudir a su intercesión y pedirle ayuda en momentos de dolor y sufrimiento. También son un recordatorio de la importancia de la penitencia y la conversión, y una llamada a la reflexión sobre nuestras propias faltas y pecados.

Algunos creen que las lágrimas de sangre de la Virgen María también pueden ser una señal de que algo importante está por suceder, y que debemos estar preparados para recibir las bendiciones o los desafíos que se avecinan.

En términos generales, las lágrimas de sangre de la Virgen María son un recordatorio de su amor y compasión por nosotros, y una confirmación de que su intercesión y protección siempre estarán disponibles para quienes buscan su ayuda y guía.

¿Por qué es importante rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María en estos tiempos?

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una oración muy importante en estos tiempos difíciles que estamos viviendo. La Virgen María se apareció a la beata Pierina Gilli en 1930 y le pidió que difundiera esta devoción. La Virgen lloraba lágrimas de sangre al ver la indiferencia y la ingratitud de muchas personas hacia su Hijo Jesús y su Santísimo Sacramento.

Es importante rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre en estos tiempos porque nos ayuda a pedir perdón por nuestros pecados y a reparar por las ofensas que se cometen contra Dios. Como dijo la Virgen María en su aparición a Pierina Gilli: «El mundo está herido de muerte por los pecados y las injusticias que se cometen cada día. La humanidad se aleja cada vez más del camino de la salvación».

Rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre nos ayuda a unirnos a los sufrimientos de la Virgen María y a ofrecer nuestras propias penas y dificultades en unión con ella. Esta oración también nos ayuda a meditar en los misterios de la vida de Jesús y Maria y a fortalecer nuestra fe y nuestra confianza en Dios. Además, como la Virgen María prometió a Pierina Gilli, el Rosario de las Lágrimas de Sangre es una poderosa arma contra el mal y nos protege de los ataques del demonio.

En resumen, el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una oración muy valiosa y necesaria en estos tiempos difíciles. Nos ayuda a pedir perdón, a reparar por las ofensas a Dios, a unirnos al sufrimiento de la Virgen María, a meditar en los misterios de la vida de Jesús y María, a fortalecer nuestra fe y a protegernos del mal.

¿Cómo puedo obtener un Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

Si estás interesado en obtener un Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María, lo primero que debes hacer es buscar una tienda religiosa o católica en tu localidad. En ella podrás encontrar una amplia variedad de artículos religiosos, incluyendo rosarios.

Es importante que sepas que el Rosario de las Lágrimas de Sangre es un rosario muy especial y no es fácil de encontrar. Puedes preguntar específicamente si tienen este tipo de rosario disponible, o podrían encargarlo para ti.

También puedes buscar en línea en tiendas religiosas en Internet que vendan este tipo de rosario. Es importante asegurarte de que la tienda sea confiable y que los productos que ofrecen sean auténticos y de alta calidad.

Una vez que hayas obtenido tu Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María, puedes comenzar a utilizarlo en tus oraciones y devociones diarias a la Madre de Dios. Recuerda siempre tener fe y confianza en la guía y protección de la Virgen María.

¿Qué beneficios se obtienen al rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una oración poderosa que se remonta al año 1961, cuando la Virgen María se apareció a la monja italiana Pierina Gilli y le pidió que rezara por la conversión de los pecadores y por la paz en el mundo. Esta devoción consiste en meditar en las lágrimas de sangre derramadas por la Virgen en el Calvario mientras se reza el rosario.

Al rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María, se pueden obtener varios beneficios:

– **Conversión de los pecadores:** La Virgen María prometió que esta devoción sería un medio poderoso para convertir a los pecadores y para obtener la misericordia de Dios. Al rezar con fe y devoción, podemos confiar en que nuestro amor y nuestras súplicas llegarán a su corazón.

– **Protección contra el mal:** La Virgen nos protege de todo mal y peligro si acudimos a ella con fe y confianza. El Rosario de las Lágrimas de Sangre es una oración especial para pedir su protección y ayuda en momentos de necesidad.

– **Paz interior:** La meditación en las Lágrimas de Sangre de la Virgen puede ayudarnos a encontrar paz y consuelo en nuestras dificultades y sufrimientos, ya que nos recuerda el amor inmenso que Dios tiene por nosotros y el sacrificio que hizo por nuestra salvación.

– **Renovación de la fe:** Al meditar en los misterios del Rosario de las Lágrimas de Sangre, podemos renovar nuestra fe y fortalecer nuestra relación con Dios y con la Virgen María. Esta devoción nos ayuda a profundizar en los misterios de la Pasión de Jesús y en el amor sin límites de la Madre de Dios por sus hijos.

En resumen, el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una oración poderosa que nos permite obtener la conversión de los pecadores, protección contra el mal, paz interior y renovación de la fe. Siempre que recemos con fe y amor, podemos estar seguros de que nuestras súplicas serán escuchadas por la Madre de Dios y nuestro corazón será llenado de su amor y su consuelo.

¿Cómo puedo incorporar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María en mi vida diaria?

Para incorporar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María en tu vida diaria, es importante que entiendas su significado y propósito. Esta devoción se centra en meditar sobre las lágrimas que derramó la Virgen María durante su vida terrenal y cómo éstas representan su sufrimiento y dolor por la humanidad.

En primer lugar, busca un lugar tranquilo y silencioso para meditar en paz. Puedes comenzar haciendo la señal de la cruz y recitando la oración inicial del Rosario de las Lágrimas de Sangre.

Luego, medita en cada uno de los siete misterios del Rosario de las Lágrimas de Sangre. Cada misterio corresponde a una situación en la vida de la Virgen María en la que ella derramó lágrimas de sangre, como el momento en que Jesús fue condenado a muerte o cuando la Virgen María fue testigo de la crucifixión de su Hijo. Al meditar sobre estos misterios, puedes reflexionar sobre el sufrimiento de la Virgen María y cómo ella lo ofreció por nuestra salvación.

Además, al recitar cada Ave María, ofrece una intención por aquellos que están sufriendo o necesitan de la ayuda de la Virgen María. Puedes pedirle a ella que interceda ante su Hijo por esas intenciones.

Por último, al finalizar el Rosario de las Lágrimas de Sangre, recita la oración final y haz la señal de la cruz. Es importante que hagas esta devoción con fe y humildad, sabiendo que la Virgen María siempre está dispuesta a escuchar nuestras oraciones.

En resumen, para incorporar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María en tu vida diaria, debes meditar en cada uno de los siete misterios, ofrecer intenciones por aquellos que lo necesitan y hacerlo con fe y humildad.

¿Hay alguna promesa especial para aquellos que recen el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

Sí, hay una promesa especial para aquellos que recen el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María. Según la tradición, la Virgen María hizo una promesa a Santo Domingo de Soto, en la que dijo que cada vez que alguien rece este rosario con devoción, recibirá la gracia de contemplar sus lágrimas y obtener una verdadera contrición por sus pecados. Además, la Madre María prometió que aquellos que recen este rosario obtendrán la ayuda necesaria para resolver las situaciones más difíciles. Es importante recordar que la Virgen María siempre intercede por nosotros ante su Hijo Jesucristo, y que cada vez que recurrimos a ella, nos acerca más a la plenitud de la vida cristiana. ¡Recemos con fe y confiemos en las promesas que nuestra Madre Celestial nos ha hecho!

¿Cómo puedo prepararme adecuadamente para rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

Para prepararte adecuadamente para rezar el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María, es importante que sigas los siguientes pasos:

1. Encuentra un lugar tranquilo y sin distracciones donde puedas rezar en paz (encuentra un lugar tranquilo y sin distracciones).

2. Si lo deseas, enciende una vela o coloca una imagen de la Virgen María cerca de ti para ayudarte a enfocarte (enciende una vela o coloca una imagen de la Virgen María cerca de ti).

3. Comienza con una breve oración para pedir la presencia del Espíritu Santo (comienza con una breve oración para pedir la presencia del Espíritu Santo).

4. Luego, inicia el rezo del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María (inicia el rezo del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María). Puedes encontrar la oración en línea o en un libro de oraciones católicas.

5. Mientras rezas, trata de meditar en el sufrimiento y dolor que la Virgen María sufrió al ver a su Hijo Jesús crucificado (medita en el sufrimiento y dolor que la Virgen María sufrió al ver a su Hijo Jesús crucificado).

6. Ofrece tu intención personal durante la oración, ya sea por una necesidad específica o por la intercesión de la Virgen María y pide su ayuda y protección (ofrece tu intención personal durante la oración y pide su ayuda y protección).

7. Al finalizar el Rosario, da gracias a la Virgen María por su intercesión y protección (da gracias a la Virgen María por su intercesión y protección).

Recuerda que la oración es un acto de fe y amor hacia Dios y la Virgen María. Mantén un corazón abierto y confiado en la gracia divina durante toda la oración.

¿Qué otras oraciones complementarias se pueden recitar junto con el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

Existen varias oraciones complementarias que se pueden recitar junto con el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María. Algunas de ellas son:

– La oración de la Salve: esta es una de las oraciones marianas más populares y se reza en honor a la Virgen María. Es una forma de pedir su ayuda y protección.
«Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén.»

– La Letanía de la Virgen María: esta es una oración en la que se enumeran distintos títulos y atributos de la Virgen María, pidiéndole su intercesión en cada uno de ellos.
«Señor, ten piedad. Cristo, ten piedad. Señor, ten piedad. Cristo, óyenos. Cristo, escúchanos.
Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, un solo Dios, ten piedad de nosotros.
Santa María, ruega por nosotros.
Santa Madre de Dios, ruega por nosotros.
Santa Virgen de las Vírgenes, ruega por nosotros.
Madre de Cristo, ruega por nosotros.
Madre de la Iglesia, ruega por nosotros.
Madre de la divina gracia, ruega por nosotros.
Madre purísima, ruega por nosotros.
Madre castísima, ruega por nosotros.
Madre siempre virgen, ruega por nosotros.
Madre inmaculada, ruega por nosotros.
Madre amable, ruega por nosotros.
Madre admirable, ruega por nosotros.
Madre del buen consejo, ruega por nosotros.
Madre del Creador, ruega por nosotros.
Madre del Salvador, ruega por nosotros.
Virgen prudentísima, ruega por nosotros.
Virgen digna de veneración, ruega por nosotros.
Virgen poderosa, ruega por nosotros.
Virgen clemente, ruega por nosotros.
Virgen fiel, ruega por nosotros.
Espejo de justicia, ruega por nosotros.
Trono de sabiduría, ruega por nosotros.
Causa de nuestra alegría, ruega por nosotros.
Vaso espiritual, ruega por nosotros.
Vaso digno de honor, ruega por nosotros.
Vaso insigne de devoción, ruega por nosotros.
Rosa mística, ruega por nosotros.
Torre de David, ruega por nosotros.
Torre de marfil, ruega por nosotros.
Casa de oro, ruega por nosotros.
Arca de la alianza, ruega por nosotros.
Puerta del cielo, ruega por nosotros.
Estrella de la mañana, ruega por nosotros.
Salud de los enfermos, ruega por nosotros.
Refugio de los pecadores, ruega por nosotros.
Consuelo de los afligidos, ruega por nosotros.
Auxilio de los cristianos, ruega por nosotros.
Reina de los Ángeles, ruega por nosotros.
Reina de los Patriarcas, ruega por nosotros.
Reina de los Profetas, ruega por nosotros.
Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros.
Reina de los Mártires, ruega por nosotros.
Reina de los Confesores, ruega por nosotros.
Reina de las Vírgenes, ruega por nosotros.
Reina de todos los Santos, ruega por nosotros.
Reina concebida sin pecado original, ruega por nosotros.
Reina asunta a los cielos, ruega por nosotros.
Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros.
Reina de la paz, ruega por nosotros.»

– La oración de la Consagración a María: esta es una oración en la que se le ofrece nuestra vida y nuestro corazón a la Virgen María, pidiéndole que nos guíe y nos lleve siempre hacia Jesús.
«Oh Señora mía, oh Madre mía, yo me ofrezco enteramente a ti, y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo tuyo, oh Madre de bondad, guárdame, defiéndeme y utilízame como instrumento y posesión tuya. Amén.»

Estas son solo algunas de las oraciones que se pueden recitar junto con el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María. Lo importante es que cada oración sea una expresión sincera de nuestra fe y devoción hacia la Madre de Dios.

¿Dónde puedo encontrar más información sobre el Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María?

El Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María es una devoción católica que tiene su origen en Italia, en el siglo XIX. Esta devoción consiste en rezar un Rosario especial de siete décadas en honor a las lágrimas de sangre que la Virgen derramó durante su dolorosa Pasión.

Para más información, puedes buscar en Internet sobre esta devoción o consultar con algún sacerdote o comunidad católica que esté familiarizada con ella. También puedes encontrar libros y folletos que te ayuden a profundizar en la oración del Rosario de las Lágrimas de Sangre de la Virgen María. Recuerda que todas las devociones a la Virgen María tienen como objetivo hacernos más cercanos a su Hijo, Jesucristo, y nos ayudan a vivir una vida cristiana más plena y comprometida.

En conclusión, el rosario de las lágrimas de sangre de la Virgen María es una poderosa y conmovedora oración que nos invita a reflexionar sobre el gran amor y sacrificio de nuestra Madre Celestial. A través de esta devoción mariana, podemos meditar en el dolor y sufrimiento que María experimentó en su corazón por la salvación de nuestros pecados y unirnos a ella en su intercesión por la humanidad. Al recitar cada gota de sangre que María derramó por nosotros, podemos renovar nuestra fe y confianza en su protección y ayuda en nuestras vidas. Invitamos a todos los fieles a sumarse a esta oración y experimentar la gracia y consuelo que la Virgen María nos ofrece. ¡Que su amor y misericordia nos cubran siempre!

Realiza un comentario